PestControl - Expert
in Europe
Mosquito anófeles
1. Descripción Morfológica

Adultos: cabeza globular, con una gran parte de la superficie ocupada por los ojos compuestos; un par de antenas aproximadamente el triple de largas que la cabeza, ligeramente pubescentes en las hembras y plumosas en los machos; esta diferencia permite distinguir los sexos a simple vista. En la cabeza hay también un par de palpos, uno a cada lado de la probóscide; los de la hembra son lisos, los del macho velludos.
Las piezas bucales forman una probóscide larga y delgada, dirigida hacia delante, que en la hembra está diseñada para perforar; tienen un solo par de alas membranosas, con diminutas escamas a lo largo de las venas y del borde posterior. La venación de las alas es característica, con 6 venas longitudinales, de las cuales la segunda, cuarta y quinta son bifurcadas; los tarsos tienen 5 segmentos.

Existen aproximadamente 3.000 especies de mosquitos en el mundo.

Mosquito Culex spp.: 9 mm de envergadura alar
Tamaño variable; todos tienen el abdomen romo en su extremo y suelen carecer de marcas distintivas en el cuerpo o las alas (p.ej.,Culex quinquefasciatus).

Mosquito Anopheles spp.: 7,5 mm de envergadura alar.
Alas moteadas con escamas oscuras y pálidas; no hay escamas en el abdomen; palpos de la hembra tan largos como la probóscide, los del macho generalmente con forma de maza. Se posan con el abdomen inclinado respecto a la superficie de apoyo,formando una línea recta con la probóscide (p.ej.,Anopheles gambiae).

Mosquito Aedes spp: 6,5 mm de envergadura alar.
Tamaño medio a grande; la mayoría presentan abdomen en punta y ojos bien separados; generalmente tienen marcas distintivas formadas por grupos de escamas claras y oscuras; a menudo, el aspecto genérico es de color negro con marcas plateadas (p.ej.,Aedes aegypti).



2. Distribución Geográfica

Los mosquitos son insectos ubicuos que pueden encontrarse en casi cualquier tipo de zona climática, desde las regiones árticas hasta los trópicos, capaces de sobrevivir a inviernos severos o estaciones secas, según la región. Dependiendo de la especie, su adaptabilidad es tal que les permite reproducirse en todo tipo de medios acuáticos, desde muy contaminados a limpios, desde pequeños como latas a grandes como estanques y ríos.
Su distribución se ve ampliada y favorecida por los medios de transporte, como buques o aviones, que han propiciado la introducción de especies exóticas en nuevos territorios e incluso el transporte de mosquitos infectados a climas templados, con la consiguiente transmisión de enfermedades tropicales

3. Relevancia como plaga

En climas más frescos, sobre todo molestias estacionales por picaduras, pero en los trópicos pueden constituirse en los principales vectores de enfermedades. Pueden transmitir diferentes enfermedades a personas y animales; p. ej., paludismo, filariasis, fiebre amarilla, encefalitis y dengue. Solamente unas pocas especies de mosquitas son vectores de enfermedades humanas. Los más importantes son los que se sirven del ser humano como
huésped principal y entran en las casas en busca de una ración de sangre. Algunas especies no pican a las personas, sino que utilizan a otros mamíferos, aves o incluso reptiles como huéspedes.

Las estadísticas revelan que hay 270 millones de personas infectadas de paludismo, y que hasta dos millones de ellas mueren cada año. Es esta circunstancia la que convierte al mosquito en la criatura más peligrosa del mundo.

Ejemplos de transmisión de enfermedades humanas por mosquitos:

Anopheles spp. paludismo, filariasis, diferentes virus; p. ej., Anopheles gambiae
Aedes spp. fiebre amarilla, dengue, encefalitis, diferentes virus; p. ej., Aedes aegypti
Culex spp. filariasis, encefalitis, diferentes virus; p. ej., Culex quinquefasciatus


4. Ciclo de vida

El mosquito se aparea a las 48 horas de emerger de la pupa. La hembra copula una sola vez en su vida, porque tiene la capacidad de almacenar el esperma en sacos dentro de su cuerpo y fertilizar después sucesivas tandas de huevos.

La mayoría de los mosquitos se alimentan de néctar o frutas a partir de la puesta del sol, pero la hembra necesita generalmente el elevado contenido proteico de la sangre para producir huevos, por lo que poco después del apareamiento, irá en busca de esta. La hembra dispone de potentes órganos sensoriales que detectan el olor corporal, el dióxido de carbono, el calor y la humedad que emite el huésped, y sigue estos estímulos contra el
viento hasta localizarlo. Los adultos pueden volar varios kilómetros en su búsqueda de sangre, pero pueden llegar más lejos si son transportados por el viento.

La hembra perfora la piel del huésped con sus piezas bucales y localiza un vaso sanguíneo apto para chupar. En cada comida ingiere aproximadamente su propio peso en sangre. Mientras se alimenta, la sangre continúa fluyendo porque la saliva, que contiene un anticoagulante, entra en la herida y evita que coagule. La reacción alérgica del cuerpo a esta sustancia es la que provoca las marcas irritantes que quedan.

Cuando un mosquito infectado se alimenta, los parásitos causantes de la enfermedad pueden entrar en el cuerpo de huésped transportados por la saliva o las piezas bucales del insecto. A la inversa, un mosquito sano se infecta cuando se alimenta de una persona que lleva formas infecciosas del parásito. Estas se desarrollan dentro del mosquito hasta que el animal pasa a ser infeccioso y capaz de transmitir los parásitos a nuevos huéspedes.
Las relaciones entre el parásito, el mosquito y el huésped han evolucionado durante muchos años y son muchas veces altamente específicas en lo que a las especies implicadas se refiere.
La ingesta de sangre estimula la producción de huevos y suministra los nutrientes necesarios para que los huevos puedan desarrollarse. Según la especie, se fertilizan de 30 a 350 huevos cada vez, justo antes de la puesta, con el esperma almacenado. Los huevos, de forma ahusada y 1,5 mm de longitud media, se depositan al borde del agua y se adhieren unos a otros formando pequeñas balsas flotantes, o bien se depositan de forma aislada y dispersa sobre la superficie del agua, según la especie.

Eclosionan pasados unos días, y la primera fase larval nada libremente. La larva se alimenta por medio de cerdas bucales que impulsan una corriente de agua que arrastra partículas orgánicas. También ramonean en algas o plantas. Las larvas de los culicinos se alimentan a diferentes profundidades, mientras que las de los anofelinos se alimentan exclusivamente sobre sustratos que flotan en la superficie del agua. Las larvas de los culicinos cuelgan
de la superficie del agua por el sifón respiratorio, a diferencia de las larvas de los anofelinos, que adoptan una posición paralela a la superficie. Las larvas pasan por 4 etapas de desarrollo, o instars, y al final de cada instar la larva se desprende de su piel o muda.

Cuando la 4.ª larva instar se desprende de su piel, se convierte en pupa. La pupa no se alimenta, pero permanece en la superficie del agua. Cuando se la molesta, se sumerge con un movimiento espasmódico y luego asciende pasivamente a la superficie.

El mosquito adulto se desarrolla en el interior de la pupa. Cuando está completamente desarrollado, la piel de la pupa se agrieta por el dorso y emerge el adulto. Después del breve lapso de tiempo que tarda en endurecerse la cutícula y expandirse las alas, el insecto levanta el vuelo.

Salvo que esté en diapausa, la esperanza de vida del adulto no suele superar unas pocas semanas. A lo largo de su vida, sin embargo, la hembra puede realizar varias puestas, cada una de varios cientos de huevos.

La duración del ciclo vital completo depende sobremanera de la temperatura, y puede variar entre 10 días y 6 meses o más en las especies que hibernan en forma de larva.


5. Medidas de control

Las medidas de control pueden dirigirse contra las larvas o los adultos.

Larvas
Los hábitats de las larvas pueden reducirse, sobre todo en ambientes urbanos, mediante el sellado correcto de desagües y pozos ciegos, la eliminación de recipientes que contengan agua como, p. ej., latas o neumáticos viejos, etc. En otras situaciones pueden utilizarse métodos físicos, como asegurar la circulación libre de canales de drenaje o el drenaje de aguas estancadas en obras, movimientos de tierras, etc., para ayudar a reducir el problema.

Cuando las medidas físicas no sean viables, puede tratarse periódicamente el agua con larvicidas para matar los estadios larvales antes de que se empupen.

Adultos
Los mosquitos adultos pueden matarse en el interior de las casas con un aerosol, o bien pueden evitarse las molestas picaduras utilizando repelentes, mosquiteras tratadas, pulverizadores con depósito o pastillas, espirales antimosquitos, etc. Los programas de control de vectores pueden utilizar aerosoles de descarga superficial con actividad residual aplicados en el interior de las casas. Como alternativa, el uso de aerosoles de descarga espacial como, p. ej., aerosoles de volumen ultra bajo (VUB) o nieblas, reducirá rápidamente las poblaciones de adultos en el exterior o interior de las casas.
Productos: Aqua K-Othrine, Aquapy, Crackdown Ultra, Solfac EW50, Solfac Automatic Forte

Use los biocidas con precaución.
© Copyright Bayer 2012 - All rights reserved